Equilibrio personal

Conviene preguntarse: ¿es posible convivir con la queja?

Casilda Guelbenzu, socia de Recarte & Fontenla, reflexiona sobre cómo la tendencia a quejarse constantemente en el trabajo puede originarse en la necesidad de expresar frustraciones y buscar apoyo, pero advierte que esto puede generar un ambiente laboral negativo y desmotivador, proponiendo una actitud más proactiva y positiva como solución.

Si vas a vivir más años, ¿cuánto dinero necesitarás y de dónde vendrá?

Vivir 100 años no es una posibilidad, sino que a medida que mejoramos nuestro conocimiento sobre la longevidad, parece que será la norma más que…

Tienes que tomar una importante decisión sobre tu vida

La mayoría de nosotros hemos sido educados, y vivimos, de acuerdo al paradigma de la vida de las tres etapas: la primera etapa es para…

Cómo construir una mentalidad de crecimiento

«El primer paso para cambiar a una mentalidad de crecimiento es perder aquello tras lo que nos estábamos escondiendo para descubrir que nos estábamos escondiendo»….

Desconexión y descanso, fórmula para desterrar el estrés

Con la mirada puestas en las vacaciones o ya en ellas, los motivos para sacarles el mayor partido son muchos, si bien el fundamental puede…

Cinco pasos para su viaje profesional al futuro

El futuro por definición es incierto, aun así existen métodos para crear escenarios que ayuden a identificar posibles futuros que guíen nuestro esfuerzo por alcanzar…

Propósito, el elixir de una vida con sentido

“Una persona sin propósito es como un barco sin timón” (Thomas Carlyle), aunque “nunca es demasiado tarde para convertirte en lo que podrías haber sido”…

Estilo de vida, ¿cuestión de liderazgo?

¿Cómo es su estilo de vida? Esta pregunta aún no suele formar parte de la entrevista de selección, si bien es posible que en un…

Es hora del liderazgo personal

Leonardo da Vinci arquitecto, escultor, pintor, inventor, físico, astrónomo, geólogo, geómetra, botánico, alquimista, inventor visionario, ingeniero mecánico, el hombre del Renacimiento por excelencia y uno…