Skip to content

El futuro por definición es incierto, aun así existen métodos para crear escenarios que ayuden a identificar posibles futuros que guíen nuestro esfuerzo por alcanzar la próxima cima. En la era del talento no hay excusas para que no demos con las mejores claves que nos pongan en el camino correcto:

  1. Establecer el alcance

A la hora de diseñar la propia carrera directiva, en tiempos precovid se animaba a mirar a tres y cinco años hacia el futuro. Hoy día, ante el extraordinario impacto que COVID-19 ha tenido en la aceleración de la digitalización, el repliegue de la globalización, los nuevos entornos y fórmulas laborales, así como la dirección de personas, probablemente sea más importante realizar pronósticos rápidos y crear también escenarios para un periodo más corto, sobre cómo será su contexto en seis, nueve y 12 meses. No se trata de cambiar de posición cada año, pero sí de los futuros que necesitamos comprender. A partir de ahí, prepárese para ponerse en acción.

  1. Hoja de ruta

Casi sin duda, sabe cuál es su siguiente paso alineado con su propósito y experiencia profesional. Es muy probable que incluso haya mapeado las organizaciones en las que considera que está escrito su nombre en ese cargo directivo que cree que realizará con excelencia. Si así fuera, no lo dude, mapee el potencial de sus candidaturas, analice toda la información disponible de esas organizaciones, establezca networking con los directivos actuales, conozca sus retos y esté atento. Eso sí, no se adelante, ni sea inoportuno o imprudente, la ocasión se presentará y tiene que encontrarle preparado.

Como norma, cada directivo debería diseñar su propia hoja de ruta en base a su perfil, experiencia y expectativas y acudir a los caladeros más alineados, tanto en redes, como en otros ámbitos, desde relaciones sociales, a empresas alineadas con su perfil, foros, o congresos… Se trata de mantener una actitud proactiva ante el propio recorrido profesional.

  1. Identificar el lado oscuro

Al trazar el futuro, la primera pregunta es ¿qué tipo de futuro quiero ver? Pero no olvide hacerse también la opuesta: ¿qué tipo de futuro no quiero ver? Eso significa que también debemos mapear el lado oscuro, y no solo identificar amenazas para su visión, sino los posibles impactos negativos de un paso en falso. En numerosas ocasiones, mirarse en el espejo de aquello en lo que no queremos convertirnos sirve de estímulo para afinar y ahondar en los objetivos, allanando el camino hacia lo que verdaderamente ambicionamos.

  1. Crear una narrativa convincente

Una vez trazados los posibles futuros, debemos asegurarnos de que todos nuestros interlocutores también pueden entusiasmarse con ellos. Por lo tanto, la creación de narrativas convincentes es clave, dado que serán la base para cualquier conversación que pueda impulsar el camino profesional.

Todo ello ha de ir unido con una reputación excelente, y con tener una buena historia de éxito que contar, ajustada a la realidad y que sea contrastable. Estos son elementos esenciales para progresar y dar el siguiente paso en la carrera.

  1. Convertir las palabras en acción

Esos futuros posibles pueden incluir la adquisición de nuevas habilidades, capacitaciones, formación específica en la línea que le conduzca al éxito. Es más, hoy día es inadmisible no vivir en formación continua, el llamado lifelong learning es una realidad. Así que formarse paso a paso es clave ya que nuestros sueños no se harán realidad a menos que convirtamos las palabras en acción. Y es que como ya decía Peter Drucker en el siglo pasado: “La capacidad más crítica va a ser la capacidad de aprendizaje”.

¡Buena suerte!

……………………….

Informaciones relacionadas:

Cualidades invisibles que le hacen visible

Cómo captar la atención de un cazatalentos

Seis preguntas y la actitud clave con un cazatalentos

Líneas rojas en la selección de directivos

recarte-fontenla-executive_search-anagrama

Carlos Recarte

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de 20 años en consultoría de executive search y desarrollo directivo, en renombradas firmas como Korn Ferry-Hay Group, Garrigues Human Capital y Overlap, liderando proyectos para grandes corporaciones y empresa familiar en diversos sectores.