Skip to content

La entrevista de trabajo no es ajena al contexto de la actualidad en la que tiene lugar y lógicamente la crisis del Covid 19 será un tema muy relevante durante mucho tiempo porque cambia muchos planteamientos. Una vez superada tanto la inmovilidad física del estado de alarma como el shock emocional en que nos puede dejar la resaca del parón, muchas preguntas se encaminarán a atisbar las capacidades para afrontar la nueva etapa en la que navegarán la mayoría de las empresas; es decir, un entorno de cambio y superación que requerirá de creatividad, energía, toma de decisiones y, por supuesto, capacidad para implementarlas.

Así, la actividad realizada durante el confinamiento será una referencia importante para conocer al directivo. Son momentos en los que hemos despertado abruptamente con un cambio de gran calado en todos los ámbitos de la vida. En lo personal nuestra rutina se ha transformado radicalmente y hemos tenido que ajustarnos a una situación de encierro con toda la familia que requiere una aguda organización del tiempo y de la logística, con una nueva gestión del ocio y de la vida social de forma virtual, así como la realización de actividad física y el cultivo cultural y espiritual. Y en lo profesional la imposibilidad del contacto físico nos ha empujado a acelerar de forma extrema el uso de la tecnología, así como a un liderazgo de personas de manera virtual, y todo en un contexto de adversidad e incertidumbre por el enorme impacto en los negocios.

Una situación de confinamiento requiere de autoestima para poder sacar lo mejor de uno mismo. Es la única manera de poder emplear bien el tiempo con autodisciplina y planificación. La consabida resiliencia es otra capacidad que saldrá reforzada de esta crisis dado que es necesario sobrellevar bien la situación con paciencia y persistencia a la vez. Hay que cultivar también la perspectiva del medio/largo para no dejarse arrastrar por el cortoplacismo, intentar mirar más allá para poder anticipar la jugada y que no nos cojan desprevenidos las siguientes etapas.

Frente a una entrevista de trabajo durante o tras este escenario, la mejor forma de presentarse es con autenticidad. Como se presume que será una etapa dura, seguro que se ha producido un gran crecimiento personal y profesional y por tanto habrá muchos logros que contar. Considero que este momento es una oportunidad para sacar lo mejor de ti mismo y cargarte de sentido con la solidaridad. El apartado emocional comienza con la automotivación para intentar sacar lo mejor de nosotros mismos y así ayudar a nuestra propia familia y a todos los que nos rodean en el entorno laboral. No se trata de hacer su trabajo sino de saber contribuir al bienestar y crecimiento de los demás. Hay que preguntarse ¿qué estoy haciendo para apoyar a los demás? Para salir triunfador es necesario encontrar un equilibrio, de nada sirve volcarse únicamente en el trabajo si te va a suponer una gran factura vital y viceversa.

Por otro lado, recomiendo identificar aspectos de la vida tanto en lo personal como en lo profesional que merezcan un impulso para aprovechar bien el regalo de tiempo de la nueva situación. Un curso de formación en un área de interés profesional, una investigación específica que me permita dar más profundidad a mi experiencia, escribir ese artículo o ensayo que siempre he tenido pendiente, lectura variada, etc.

En estos momentos de adversidad, las empresas requieren directivos y profesionales, en suma personas,  con “la espalda fuerte y el corazón suave” (expresión de la maestra Zen Joan Halifax), es decir capaces de aguantar el fuerte envite de la realidad, pero también con una gran capacidad de tratar a las personas y manifestar su liderazgo para conducirlas nuevamente al equilibrio y el éxito.

Gracias a Montse Mateos por darme voz junto a otros expertos con claves precisas para vivir y superar con resiliencia esta crisis. Comparto el link a esta información titulada «Convierta lo que ha hecho en la cuarentena en su pasaporte para un empleo»: 

recarte-fontenla-executive_search-anagrama
Publicado en:
Categorías: , , ,
Etiquetas: |

Andrés Fontenla

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de dos décadas en consultoría de executive search y desarrollo directivo en multinacionales como Korn Ferry y Randstad, dirigiendo filiales y unidades de negocio y liderando equipos de consultores en España y varios países europeos.