Skip to content

Cuando la estrategia de la empresa prioriza a las personas, el área de recursos humanos es vital y no es negociable. Los recursos humanos pueden ser el punto diferencial especialmente en las empresas en fase inicial que crecen y contratan rápidamente, ya que mantener la cultura central de la empresa puede resultar difícil a medida que se amplían los efectivos y las localizaciones.

Es la visión de Carlos Recarte, que expone en el diario Expansión en Estos son los profesionales que desbancarán a los directores de RRHH, junto a otros expertos.

Durante la pandemia, la velocidad del cambio y la incertidumbre que se percibía en todas partes, provocaron que el área de Recursos Humanos de las empresas liderase, junto con los CEO y directores de Negocio, la gestión del cambio para adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado. En este sentido RRHH fue clave para asesorar a los líderes, e interpretar las normas y la legislación tan cambiantes, así como gestionar la parte más emocional de los profesionales, y buscar formas de trabajo nuevas y eficientes.

Por tanto, Covid ha puesto de manifiesto la importancia del papel de los recursos humanos en una empresa. Aunque la naturaleza y el propósito de la función de RRHH han estado evolucionando durante años, las demandas de la pandemia han acelerado dramáticamente esta transición.

En este sentido, el Director de RRHH ha pasado a ser uno de los roles directivos más estratégicos para la empresa, pasando de una función con un componente operativo importante, a convertirse en un aliado estratégico y proactivo del negocio con una mayor capacidad  para la toma de decisiones, y muy cercano al CEO ya que todas las decisiones de negocio tienen un impacto directo en las personas.

Transformación del lugar de trabajo

Otro aspecto importante es que, tras la pandemia, RRHH está cada vez más orientado a facilitar la transformación del lugar de trabajo adaptándolas a las necesidades específicas de los profesionales para conseguir que puedan encontrar el mejor equilibrio profesional-personal, que les permita dar lo mejor y retenerlos. Es por este motivo que la gestión de entornos híbridos se ha convertido en un aspecto crucial ya que parece que han llegado de una forma acelerada para quedarse.

Esto está íntimamente conectado con la flexibilidad laboral puesto que ya no sirve un enfoque general, sino un traje a medida, lo que complica tremendamente la gestión del área de Recursos Humanos. Los empleados piden más flexibilidad y es algo asumido por RRHH ya que es una tendencia sin retorno. La pandemia ha mostrado a los empresarios la dura realidad de que cada empleado tiene necesidades diferentes. Y para tener la ventaja en un mercado impulsado por el talento, las organizaciones tendrán que ofrecer a los empleados la autonomía con criterio y responsabilidad para seguir el modelo de lugar de trabajo que se adapte a sus necesidades.

En definitiva, el papel o el rol del Director de RRHH ha cambiado para siempre. En cuanto a las funciones se refiere, destacaría las siguientes:

  • Fidelización de los mejores profesionales. La única forma en que las empresas pueden garantizar productos y servicios de máxima calidad es asegurándose de que dan prioridad a sus empleados, porque sin empleados no hay organización.
  • Diversidad e inclusión. RRHH es imprescindible que cuente con información fiable respaldada por datos para fortalecer todo lo relativo a la diversidad y la inclusión. Asimismo, el gran cambio hacia el trabajo remoto e híbrido también ha tenido un impacto significativo en los esfuerzos en materia de diversidad, equidad e inclusión.
  • Crear trayectorias profesionales y planes de sucesión claros y transparentes. Fomentar la comunicación bidireccional entre la dirección y los empleados, dar prioridad a la diversidad y la inclusión, y no limitar la promoción profesional únicamente a los puestos directivos.
  • Cultura y experiencia de empleado. Los recursos humanos pueden -y deben- abarcar todo lo relacionado con las personas y la cultura, y deben considerarse fundamentales para el crecimiento del negocio y de las personas, creando una imagen corporativa y una cultura de trabajo que sea atractiva tanto para los nuevos empleados como para los profesionales que ya trabajen en la empresa.
  • Desconexión después del trabajo. Esto ayudará a impulsar el compromiso de los empleados al hacerles sentir que son más que la suma de sus resultados de productividad.
  • Big data. área de Recursos Humanos necesita alejarse de la intuición y abrazar los datos para tomar decisiones informadas y seguras. Ya no es una opción. Es por eso que Recursos Humanos tiene que ser una fuente vital de generación de valor y, por lo tanto, es fundamental que desarrollen capacidades analíticas y estratégicas.
  • Employer branding. El área de RRHH desempeña un papel cada vez más crítico a la hora de garantizar que los empleados estén fuertes emocionalmente y que encuentren un equilibro profesional-personal, que facilite que vivan su puesto su puesto de trabajo como algo que les aporta valor y que perciban su contribución a la empresa. En este sentido RRHH son un elemento esencial para identificar las necesidades específicas de desarrollo de los profesionales, ya sea a través de programas de formación continua tipo coaching, mentoring, programas de todo tipo nacionales o internacionales… combinándolo con programas de ocio (gimnasios, yoga…). Los empleados buscan empresas cuyos valores coincidan con los suyos
  • Bienestar. Desde la pandemia, el bienestar se ha ampliado más allá de centrarse en el empleado individual para abarcar toda la unidad familiar. Los beneficios de bienestar de los empleados más demandados incluyen sentirse bien retribuidos y en el bienestar de la salud emocional/mental.
  • Planes de formación & E-learning. Las empresas los están potenciando, sin olvidar la parte presencial. Anticipar el desarrollo de nuevas habilidades y capacidades para los miembros de mi equipo y no perder de vista cómo lo estoy haciendo. El aprendizaje y el desarrollo son de las principales razones por las que las que un profesional es fidelizado en una compañía.

De esta manera, RRHH se asegura de que la experiencia de los empleados sea buena y eficiente. De hecho, esta dirección cada vez busca más la cercanía con el empleado y con sus líderes, por lo que la interacción es clave. Ahora, las habilidades interpersonales son más importantes que nunca.

recarte-fontenla-executive_search-anagrama
Publicado en:
Categorías: , ,
Etiquetas: |

Carlos Recarte

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de 20 años en consultoría de executive search y desarrollo directivo, en renombradas firmas como Korn Ferry-Hay Group, Garrigues Human Capital y Overlap, liderando proyectos para grandes corporaciones y empresa familiar en diversos sectores.