No hay análisis de tendencias en 2024 que no destaque la Inteligencia Artificial Generativa (IA G) como la gran revolución que cambiará nuestras vidas, como lo hizo Internet en su momento. Según un informe de la consultora PwC, la IA podría llegar a contribuir hasta en 15,7 billones de dólares a la economía global en el año 2030 (más que el PIB actual de India y China sumado).

Pero más allá de grandes, medianos y pequeños titulares, la realidad es que la IA ha irrumpido en nuestras vidas personales y profesionales, y hacer el mejor uso siempre es el reto.

La IA podríamos decir atraviesa todos los ámbitos de manera transversal, y también lo hace en la selección de personas y de directivos. Sin embargo, no conviene quedarse solo con los cantos de sirenas, por el contrario, toca indagar con toda la profundidad posible sus pros y contras. Este es el objetivo con el que afronto esta reflexión para la que me he ayudado de fuentes reconocidas y de la propia IA Generativa.

Mi conclusión (voy a hacerme spoiler) en cuanto a la contribución de la Inteligencia Artificial en la selección de directivos es que la dirección humana activa durante  el proceso es hoy y será imprescindible, garantizando que la tecnología sea una herramienta de apoyo en lugar de una solución independiente.

Ahora veamos las ventajas que ya aporta y los problemas por resolver.

Inteligencia artificial y selección de directivos: ventajas

La inteligencia artificial generativa puede desempeñar un papel importante en el proceso de selección de altos directivos al proporcionar perspectivas valiosas, agilizar el proceso de toma de decisiones y mejorar la eficiencia general.

Ideas en que la IA G puede ser beneficiosa en este contexto:

Análisis de Currículums y Perfiles

La inteligencia artificial puede analizar grandes cantidades de currículums y perfiles para identificar de manera eficiente a candidatos con habilidades específicas, experiencias relevantes y logros destacados.

Los algoritmos generativos pueden ayudar a crear perfiles virtuales basados en los requisitos específicos del puesto, permitiendo una comparación más precisa entre los candidatos reales y sus homólogos virtuales generados.

Entrevistas Virtuales Simuladas

Esta tecnología puede simular entrevistas virtuales con candidatos. Esto puede incluir la evaluación de habilidades de comunicación, resolución de problemas y toma de decisiones bajo presión.

Analizar las respuestas generadas puede proporcionar insights sobre la idoneidad de un candidato para roles de liderazgo, como la capacidad para manejar situaciones desafiantes o liderar equipos de manera efectiva.

Evaluación de Competencias y Habilidades

Asimismo, se pueden simular escenarios específicos del entorno empresarial para evaluar las habilidades de liderazgo y toma de decisiones de los candidatos.

La IA puede ayudar a identificar patrones en los datos relacionados con competencias clave, permitiendo una evaluación más objetiva y precisa.

Análisis de Redes y Colaboraciones

A su vez pueden analizar las redes profesionales y las colaboraciones previas de los candidatos para evaluar su capacidad para construir relaciones sólidas y trabajar de manera efectiva con otros líderes y equipos.

Esto puede incluir la identificación de conexiones estratégicas y la evaluación de la influencia de un candidato en su red profesional.

Predicción de Éxito en el Puesto

Utilizando datos históricos de desempeño y perfiles exitosos, la inteligencia artificial generativa puede ayudar a predecir el éxito potencial de un candidato en un puesto de liderazgo específico.

Esto puede incluir la evaluación de factores como la adaptabilidad, la innovación y la capacidad para liderar en un entorno empresarial en constante cambio.

Es importante destacar que, aunque la inteligencia artificial generativa puede proporcionar información valiosa, la toma de decisiones finales debe basarse en una evaluación holística que incluya factores humanos, éticos y culturales. Además, la transparencia y la ética deben ser consideraciones fundamentales en la implementación de estas tecnologías en el proceso de selección de altos directivos.

Inteligencia artificial y selección de directivos: problemas

Pero la implementación de la inteligencia artificial (IA G) en la selección de directivos también conlleva desafíos y posibles problemas que podrían surgir:

Sesgo en los Datos de Entrenamiento

Si los datos utilizados para entrenar los modelos de IA contienen sesgos, ya sea de género, raza u otros, los algoritmos pueden perpetuar y amplificar esos sesgos en el proceso de selección. Esto podría llevar a decisiones discriminatorias y a la exclusión de ciertos grupos.

Falta de Transparencia y Explicabilidad

Muchos algoritmos de inteligencia artificial, especialmente los más complejos, pueden ser difíciles de comprender y explicar. La falta de transparencia en el funcionamiento de estos puede generar desconfianza por parte de los candidatos y los responsables de la toma de decisiones.

Desconexión con las Habilidades Humanas Intangibles

La IA a menudo se basa en datos cuantificables, pero puede tener dificultades para evaluar habilidades humanas intangibles como la empatía, la creatividad o el carisma, que son cruciales en roles de liderazgo.

Privacidad y Seguridad de los Datos

La recopilación y el análisis de grandes cantidades de datos personales para evaluar a los candidatos plantea preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad de la información. Es crucial garantizar que se cumplan los estándares éticos y legales en la gestión de datos sensibles.

Fallos Técnicos y Errores de Modelado

Los algoritmos de inteligencia artificial no son infalibles y pueden cometer errores. Si los modelos están mal entrenados o se enfrentan a situaciones no previstas, pueden tomar decisiones inapropiadas, lo que podría afectar negativamente la selección de directivos.

Resistencia Humana a la Automatización

La introducción de estas tecnologías en el proceso de selección puede enfrentar resistencia por parte de los profesionales de recursos humanos y de los propios candidatos, quienes pueden percibir la automatización como una amenaza a la objetividad y la empatía humanas en la toma de decisiones.

Falta de Contexto

Los algoritmos pueden carecer de la capacidad de comprender completamente el contexto y las sutilezas de situaciones específicas, lo que podría llevar a decisiones inapropiadas si no se considera el contexto adecuadamente.

Para mitigar estos problemas, es esencial que las organizaciones implementen prácticas éticas y transparentes al utilizar la inteligencia artificial en la selección de directivos.

A su vez, creo que debo, debemos insistir, en  en un liderazgo y compromiso activo en todo el proceso, garantizando que la tecnología sea una herramienta de apoyo en lugar de una solución independiente, tal y como destacaba en los primeros párrafos.

 

Más información:

PwC’s Global Artificial Intelligence Study: Exploiting the AI Revolution

Cómo va a afectar la IA a tu trabajo en 2024, según directivos y expertos

La gente está perdiendo la cabeza por la IA, y la mayoría ni siquiera la entiende

recarte-fontenla-executive_search-anagrama

Andrés Fontenla

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de dos décadas en consultoría de executive search y desarrollo directivo en multinacionales como Korn Ferry y Randstad, dirigiendo filiales y unidades de negocio y liderando equipos de consultores en España y varios países europeos.