Skip to content

¿Qué se necesita para ser un headhunter? ¿Qué experiencia y conocimientos requiere ejercer en este sector y cuáles son los atributos para identificar un buen cazatalentos? Recientemente, la periodista Montse Mateos hacía estas preguntas y otras a nuestro socio Andrés Fontenla junto a otros expertos. Sus respuestas dieron lugar al artículo en Expansión «Cómo identificar al mejor cazatalentos».

«Desde nuestra visión y vocación, la selección de directivos es ciencia y es arte. Es conectar recorridos. El impacto de nuestro trabajo es enorme dado que una buena decisión representa un salto cualitativo en la evolución de una empresa, así como en el desarrollo profesional de un directivo. Y viceversa, un error en la selección implica un gran coste de oportunidad para las dos partes». En síntesis, esta fue una de las respuesta de nuestro socio, que amplió: «La clave es entender bien el momento de las compañías y la necesidad de liderazgo en ese momento y para esa posición. No tiene sentido incorporar a una persona con unas capacidades muy potentes en un puesto que no tiene esa exigencia o ese nivel de responsabilidad. Por tanto, el mejor candidato es el que mejor se ajusta a la posición, al momento de la empresa y a las responsabilidades del cargo».

Cómo se forma un cazatalentos

Hoy por hoy no existen estudios ni formación especializada, pongamos por caso un máster ad hoc, para dedicarse a la consultoría de búsqueda de directivos, si bien no es raro encontrarse a abogados, economistas, ingenieros y psicólogos, la mayoría con másteres en dirección de empresas y gestión de personas. La travesía habitual es haberse dedicado a otra actividad empresarial anteriormente alcanzando altas responsabilidades directivas con la consiguiente proximidad al mundo de los negocios o institucional. Precisamente es lo que enriquece su visión y le ofrece una perspectiva amplia que es imprescindible para ser un cazatalentos. Junto a esto destacan las habilidades personales, la inteligencia emocional y el buen juicio a la hora de evaluar personas y situaciones.

Como avanzaba, la selección de directivos es ciencia y es arte. Por tanto, para acertar en sus decisiones, el headhunter deberá cultivar por un lado la evaluación de experiencias, conocimientos, motivaciones y potencial de los candidatos, todo ello enmarcado en el contexto específico de la empresa y en el momento actual. Asimismo, deberá contar con un profundo conocimiento e interés por la empresa y el mundo empresarial. A partir de ahí, se apoya en su propio bagaje experiencial fraguado en la interacción frecuente con directivos de diversos ámbitos y trayectorias.

Asimismo, se apoya puntualmente en herramientas científicas de evaluación con base estadística, que aportan también una visión complementaria de facetas de la personalidad que son menos evidentes a simple vista. Son herramientas con las que habrá de familiarizarse.

Arte en la ciencia

La parte más artística se refiere a la intuición para valorar que la actitud y la motivación del candidato son las adecuadas, que encajará con la cultura de la empresa, así como ser capaz de presentarle una propuesta atractiva que le resulte sólida y convincente.

Por tanto, el headhunter sabe identificar la valía de las personas, su potencial y la aportación que puede hacer a un determinado proyecto. Además, ha de ser muy sensible a su momento profesional y al alineamiento con las necesidades de la empresa. De hecho, la capacidad de acertar en las decisiones de selección es el principal referente de nuestra actividad.

Nuestra actividad es un oficio que hay que aprender y el contar con una experiencia directiva previa exitosa es necesaria pero no suficiente. Lo más importante radica en la vocación para conectar recorridos, ese es a mi entender el valor del cazatalentos para empresas y directivos, finaliza nuestro socio director.

………..

Imagen de Steven Liao en Pixabay

recarte-fontenla-executive_search-anagrama
Publicado en:
Categorías:
Etiquetas: |

Andrés Fontenla

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de dos décadas en consultoría de executive search y desarrollo directivo en multinacionales como Korn Ferry y Randstad, dirigiendo filiales y unidades de negocio y liderando equipos de consultores en España y varios países europeos.