Skip to content

Bajo el título de «Si nunca le han echado, debería preocuparse», Tino Fernández recoge en este artículo diferentes opiniones sobre lo que puede o no aportar un despido. En realidad, analiza si hay alguna parte positiva en un proceso que, de por sí, es bastante desagradable. En este sentido y sobre la situación dramática que implica un despido, Carlos Recarte, socio director de Recarte & Fontenla, asegura que «debe haber una explicación para la primera etapa de duda. Luego debe haber una actitud, que es convertir el despido en una nueva oportunidad. Depende de si uno es joven, senior, si tienes un colchón vital, si vienes de una función más técnica…». Coincide con otros expertos en que antes esta circunstancia era negativa para el currículo: «Hoy no, siempre que se tenga una historia bien armada para los reclutadores y cazatalentos. Puede haber una oportunidad, y es posible plantearte si la adecuación al puesto era correcta».

Ir al artículo

recarte-fontenla-executive_search-anagrama

Carlos Recarte

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de 20 años en consultoría de executive search y desarrollo directivo, en renombradas firmas como Korn Ferry-Hay Group, Garrigues Human Capital y Overlap, liderando proyectos para grandes corporaciones y empresa familiar en diversos sectores.