En un mundo laboral cada vez más dinámico, el concepto de endogamia profesional, definido como la práctica de permanecer dentro de un mismo sector de actividad a lo largo de la carrera, merece una reflexión profunda, con sus pros y contras, tal y como hicimos en el artículo Endogamia profesional: desventajas de hacer carrera en el mismo sector, en el diario Expansión.

Desde mi perspectiva, la conclusión fundamental no se centra en la necesidad de buscar un equilibrio entre especialización y diversificación. Más bien, se trata de reconocer que ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. La clave reside en mantenerse abierto al cambio como un medio para crecer profesionalmente. En este contexto, la posibilidad de cambiar de empleador dentro del mismo sector también se presenta como una valiosa oportunidad para exponerse a nuevas experiencias y aprendizajes. La apertura al cambio no solo implica la diversificación de sectores, sino también la exploración de distintos entornos y culturas corporativas. A su vez, es importante señalar la idea de que cambiar de sector suele conllevar un cambio de empleador, no es una regla inmutable. Existen numerosos casos donde, dentro de un mismo grupo empresarial, se puede experimentar un cambio de sector sin necesidad de cambiar de empleador.

Doble cara de la endogamia profesional

La endogamia profesional puede ser vista como una moneda de dos caras. Por un lado, ofrece estabilidad laboral y la posibilidad de una especialización profunda. Al concentrarse en un campo específico, los profesionales pueden desarrollar habilidades altamente especializadas y establecer redes sólidas, aumentando su valoración en el sector. Sin embargo, este enfoque también puede conllevar riesgos significativos. El aislamiento de ideas y prácticas de otros sectores puede conducir al estancamiento profesional, limitando la creatividad y la innovación. Este fenómeno se agrava en un mundo donde las habilidades digitales y la adaptabilidad se han vuelto imprescindibles, independientemente del sector.

Ventajas de una carrera intensa en un solo sector

Concentrarse en un solo sector permite a los profesionales profundizar su comprensión de las dinámicas específicas y los desafíos únicos de ese campo. En el caso de roles enfocados en el desarrollo de negocio, por ejemplo, esta especialización facilita una curva de aprendizaje más rápida y eficiente, lo cual es crucial para identificar oportunidades y diseñar estrategias efectivas. Además, una carrera intensa en un sector específico puede significar una mayor seguridad laboral y posibilidades de crecimiento dentro del campo.

Esta tendencia, común en sectores como la banca, seguros, automoción, energía, y farmacéutico, plantea interrogantes sobre su impacto en el crecimiento profesional y la adaptabilidad en un mercado en constante cambio.

Riesgos de la falta de diversificación

De hecho, la endogamia profesional también puede ser una espada de doble filo. Al limitarse a un único sector, los profesionales pueden perder la oportunidad de aprender de diferentes culturas organizativas y métodos de trabajo. La diversificación en la carrera, como el cambio de sector, brinda la oportunidad de expandir horizontes, desarrollar habilidades transferibles y aplicar la experiencia previa de formas innovadoras. Además, al enfrentar nuevos retos en diferentes sectores, se fomenta el crecimiento personal y profesional, ampliando la red de contactos y abriendo puertas a futuras colaboraciones y oportunidades.

Transformación digital: Un punto de inflexión

En la era de la transformación digital, las habilidades digitales se han convertido en un requisito indispensable, no solo para mantenerse competitivo sino también para abrir nuevas oportunidades de carrera. En este contexto, incluso las carreras endogámicas pueden beneficiarse enormemente de la adquisición de competencias digitales, que ofrecen la posibilidad de innovar y mantenerse relevante en un sector en constante evolución.

Equilibrio entre especialización y diversificación

La endogamia profesional no es necesariamente el mejor antídoto contra el desempleo ni la única vía para el éxito profesional. En cambio, un enfoque equilibrado que combine la especialización en un sector con la exposición a diferentes industrias y el desarrollo de habilidades digitales puede ser la clave para una carrera exitosa y satisfactoria. Al final, la adaptabilidad, la capacidad de aprendizaje continuo y la apertura a nuevas experiencias son cualidades esenciales en el mercado laboral de hoy.

recarte-fontenla-executive_search-anagrama
Publicado en:
Categorías:
Etiquetas: |

Andrés Fontenla

Socio fundador de Recarte & Fontenla. Más de dos décadas en consultoría de executive search y desarrollo directivo en multinacionales como Korn Ferry y Randstad, dirigiendo filiales y unidades de negocio y liderando equipos de consultores en España y varios países europeos.