Las empresas industriales se han visto profundamente afectadas por el continuo cambio tecnológico, la globalización y la concentración industrial. El sector tiene gran amplitud y su diversidad abarca desde la fabricación hasta la distribución, con productos y servicios de todo tipo, abordando cuestiones como la generación de energía así como de sostenibilidad, con el reto permanente de una mayor producción con un menor coste y también un menor tiempo de comercialización. Afronta retos como la oscilación en el coste del combustible, el impacto medioambiental y la responsabilidad social corporativa.

Habilidades directivas

El ámbito industrial demanda profesionales que combinen el pensamiento metodológico con la capacidad innovadora en contextos flexibles, que posean buenas dotes de comunicación y trabajo en equipo para ser efectivos en modelos de producción. Y todo envuelto en una decidida orientación al cliente desde una perspectiva global.

Subsectores

  • Automoción, Aviación y Defensa
  • Química, Energía y Medio Ambiente
  • Ingeniería
  • Infraestructuras y Construcción
  • Fabricación
  • Equipamiento Industrial
  • Embalaje, Transporte y Logística