El sector financiero experimenta en la actualidad una gran convulsión en el contexto de la globalización. Requiere de una continua flexibilidad para adaptarse a los tiempos, con especial atención a la ciberseguridad, la fluctuación de las grandes divisas, la captación de pasivo, la mejora de márgenes, el control del riesgo, la prevención de la morosidad, los ratios de eficiencia y de rentabilidad. Asimismo demanda dinamismo para posicionarse en los negocios emergentes en un entorno de desintermediación bancaria y afloramiento de nuevos modelos tecnológicos, con especial atención a la captación y fidelización de clientes, ofreciendo productos y servicios con valor añadido diferenciador.

Habilidades directivas

La transparencia y los altos estándares éticos impregnan la gestión de los directivos del ámbito financiero. También la capacidad para fomentar la innovación así como el énfasis en altos niveles de eficiencia. Se requiere también un conocimiento profundo de los productos y mercados para asegurar un buen nivel de interlocución, el entendimiento y el asesoramiento al cliente.

Subsectores

  • Banca Mayorista, Tesorería & Mercado de Capitales
  • Banca Privada y Banca Minorista
  • Gestión de activos
  • Medios de pago
  • Seguros
  • Gestión inmobiliaria
  • Renting y Leasing
  • Externalización y Control de la Gestión